2 Abr 2017

Nos cuesta tanto poner límites…

“Uno de los motivos por los que nos cuesta tanto poner límites es porque lo hemos asociado erróneamente con el autoritarismo jerárquico que hemos padecido”. Nada más erróneo. Los límites bien puestos buscan una de dos cosas: entre iguales, una legítima autoprotección o autocuidado en situaciones de vulneración de nuestras necesidades o derechos fundamentales. Y en entornos colectivos- coles- una garantía para el mayor bien colectivo- Acuerdos, Normas- más allá de las voluntades individuales. Estas Normas son límites y pueden cambiarse, pero siempre al servicio de este principio. Entonces tienen esa legitimidad.
Muy agradecida con los profes- Colegio Blasco Ibáñez- que a pesar de tanto esfuerzo y cansancio, se han involucrado en esta formación. Sumamente interesante abordar el complejo panorama de los centros educativos, que siempre he tenido cerca a través de hermanas, amistades y proyectos. Qué importante ir caminando en esa nueva propuesta – pocos años- llamada Planes de Convivencia y que desafiante ir encontrando entre tod@s el camino de la prevención de conflictos que lamentablemente están llegando tan lejos..
En éste caso trabajamos con herramientas para gestionar los Conflictos internos (como me desenfado); los Conflictos de autoridad de profes con nanos; y de conflictos entre profes y padres. Tan solo un pasito de un largo camino por andar. Muchas, muchas muchas gracias a l@s valientes que quieren cambiar.